Rangers iguala la serie

Con una joya de pitchero de Derek Holland, Texas blanqueó 4-0 a San Luis en el Clásico de Otoño.

Cuando el beisbol te da, te da, y dos cosas recibieron los Rangers de Texas ayer para vencer a San Luis: una joya de pitcheo de su abridor y un swing de Mike Napoli. Con esas dos cosas se agenciaron un triunfo por pizarra de 4-0 que empareja el Clásico de Otoño a dos victorias por lado y el miércoles venidero, el zurdo mexicano Jaime García volverá al centro del diamante.

Rangers obligan a que le confrontación tenga al menos un duelo más en San Luis el miércoles. Foto: AFP

Derek Holland venía de tres aperturas irregulares en estos playoffs, donde no había superado las cinco entradas y en donde le habían hecho ocho carreras en 12.1 tandas, pero ayer traía magia en el brazo.

Pasó el primer inning, el segundo, el tercero, el cuarto, el quinto, el sexto, el séptimo y el octavo y solamente dos imparables se contaban en la pizarra de unos Cardenales que el sábado se habían atrabancado con 15 imparables. Además, en ese momento tenía en su cuenta siete “chocolates”.

“Fue capaz de usar todos sus pitcheos hoy (ayer), arriba, abajo, dentro, fuera, fue una actuación extraordinaria en todos los sentidos, hoy (ayer) estaba en su noche”, afirmó el mánager texano, Ron Washington.

Ayer se ordenó en la loma

El cuarto de la Serie Mundial sí fue un juego entre los dos mejores equipos en las Ligas Mayores, en el que el pitcheo y las buenas jugadas defensivas imperaron. Derek Holland comenzó sólido después de una noche de sábado de pesadilla para los brazos texanos, y sacó los primeros cinco innings en 16 batadores, ya que sólo Lance Berkman logró embasársele con doblete (segunda entrada) y sencillo (quinto rollo).

Edwin Jackson, su contraparte, sufrió un poco más de la cuenta por su falta de control, pero el daño fue mínimo. Elvis Andrus le dio sencillo y Josh Hamilton pegó doblete hasta el fondo del callejón del jardín derecho para que Rangers tomara la ventaja 1-0 cuando sólo habían desfilado tres bateadores locales en la caja de bateo. Posteriormente, llenó la casa con dos pasaportes, pero logró salir del problema con sólo un rasguño. Todavía en la segunda, cuarta y quinta tandas se embasó al menos un Vigilante, pero no llegó el batazo oportuno y al hacerse un juego oficial el 1-0 se mantenía.

En ese momento los lanzadores tenían el control. Derek Holland había admitido sólo dos imparables con tres ponches en 64 lanzamientos, Jackson mantenía en una anotación a Texas con tres indiscutibles, cinco bases por bolas y tres “chocolates”.

Pero ese marcador cerrado desapareció con un solo swing. El descontrol del abridor visitante provocó que otra vez hubiera dos Rangers en base, Nelson Cruz y David Murphy, y eso fue el final de su trabajo en la lomita. Entonces vino Mitchell Boggs al relevo, quien tendría una dolorosa bienvenida.

Mike Napoli se paró en la caja de bateo y lo primero que vio fue una recta alta de 95 millas, demasiado bueno para dejarlo pasar, le hizo swing y la pelota se perdió en las tribunas del jardín izquierdo. De golpe y porrazo, con un lanzamiento, el juego dejó de ser cerrado y se inclinó para Texas.

Así se llegó al último tercio del encuentro de una forma muy distinta al partido anterior. Los de casa ganaban por pizarra de 4-0 y no perdían 12-6. Albert Pujols iba de 3-0 y la mejor parte para ellos, su abridor seguía teniendo magia que tirar desde la lomita. Y la mantuvo hasta la novena entrada, en la que pudo sacar un out, para acabar en 8.1 capítulos de labor, dejándole la bola al cerrador Neftalí Feliz, quien, de forma sufrida, terminó con el duelo lanzando un ponche recetado con una recta de 98 millas por hora.

***

Curiosidades de la Serie Mundial

Los 14 latinos

Las dos escuadras que están peleando por el campeonato de las Mayores tienen a 14 jugadores nacidos en Latinoamérica, quedándose a dos de la marca de peloteros nacidos fuera de Estados Unidos. La repartición por naciones queda de la siguiente forma:

República Dominicana - 8
Venezuela - 3
México - 2
Puerto Rico - 1

Los Cardenales de San Luis son el segundo equipo con más victorias en un Clásico de Otoño, con 107. Yanquis es el número uno de esa lista con un total de 225 triunfos.

Experiencia de Serie Mundial

Yadier Molina y Albert Pujols son los dos peloteros con más experiencia en Serie Mundial con dos apariciones previas, luego de que estuvieron en 2004 y 2006 con los propios Cardenales. En total son 22 los jugadores que ya han tomado parte de un Clásico de Otoño, 16 de los Rangers y seis de San Luis. De los 16 texanos, 15 disputaron el título el año anterior.

Muchas letras

Marc Rzepczynski, lanzador de los Cardenales de San Luis, es el jugador que tiene más letras en su apellido en la Serie Mundial, con 11. Es el jugador número 11 en tomar parte del Clásico de Otoño que presenta 11 caracteres, mientras que Yorvit Torrealba es el que más letras tiene en su apellido en los Rangers de Texas, con nueve. www.impreso.milenio.com 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>