Incidencia de la comunidad dominicana en Nueva York

PARADE DOMINICAN

Por Cesáreo Silvestre Peguero. algomasquenoticias@gmail.com

El notable avance de la ciudad de Nueva York es transcendental, pero ese desarrollo ha sido forjado por varias nacionalidades de emigrantes que se han establecido allí desde la fundación de esa gran urbe; entre ellos se destaca el rol de los dominicanos que son parte del progreso de esa metrópolis norteamericana. Los dominicanos radicados en Nueva York, con sus labores han contribuido con la prosperidad económica que hoy exhibe esa gran ciudad. En su mayoría, los nacionales que residen en Estados Unidos, han representado dignamente la República Dominicana; con excepción de algunos criollos que no han dado un buen ejemplo de comportamiento en la Capital del Mundo.

A pesar de eso, la mayoría de la comunidad criolla radicada allí es laboriosa, y a mucha honra es parte notable de esa gran nación. Son meritorias las funciones que están asumiendo los dominicanos a través de los clubes culturales, deportivos y comunitarios en Nueva York.

Los peloteros dominicanos que accionan en las Grandes Ligas, nos enorgullecen con sus destacadas intervenciones deportivas, elevando más la dominicanidad. Trascienden las representaciones de las iglesias de las diferentes denominaciones al igual que otros centros de socialización en los que sus miembros se nutren mutuamente de los buenos servicios que ofrecen nuestros paisanos en aquella ¡Ciudad que no Duerme! Son numerosas las organizaciones comunitarias destacadas en Nueva York que están al frente de importantes oficinas de líderes comunales, asociaciones sin fines de lucros y de beneficio colectivo.

Los directivos de los diferentes círculos que están establecidos en aquella gran ciudad, han servido como base fundamental para mantener vivo el fervor patrio de nuestra querida ¡Quisqueya! Los compatriotas radicados en esa enorme ciudad han sido determinantes para que allí se continúe poniendo de manifiesto la buena cultura y la amplia gama de tradiciones criollas que se presenta en esa significativa nación. La ciudad de Nueva York posee una extensión territorial de unos 141.299 km. El 4 de julio de 1776 esa capital se independizó de Inglaterra; un año después instituye su primera Carta Magna aprobada y ratificada en 1777.

Esa reconocida ciudad mundial se fundó el 26 de julio de 1788. Su actual Constitución fue establecida en 1864. Nueva York (nombre oficial en inglés, State of New York City), es uno de los 50 estados, divididos en condados que unen a Estados Unidos de América. La ciudad de los ¡Rasca Cielos!constas de cinco distritos: Manhattan, Brooklyn, Bronx, Queens y Staten Island. En esa mega cuidad existe el más grande asiento industrial y es uno de los núcleos comerciales, financieros y culturales más importante del mundo.

Nueva York fue temporalmente la capital de los Estados Unidos, de 1785 a 1790, que fue cuando la principal se cambió permanentemente a Washington, DC. En la ciudad de Nueva York, George Washington fue investido primer presidente de los Estados Unidos de Norteamérica. En lo que han sido mis observaciones estando allí, he notado que la ¡Gran Manzana! alberga las mayores poblaciones dominicanas (concentradas en sus diferentes condados. Allí se hablan más de 120 lenguas diferentes, esto evidencia la gran mezcla de nacionalidades que cohabitan ahí.

Los hispanos radicados allá representan más del 27% de la población neoyorquina. Con más de 19 millones de habitantes, Nueva York es el tercer estado más poblado de los Estados Unidos.

Efectos de los ataques a las Torres Gemelas en Nueva York:
Indudablemente que, los ataques terroristas ocurridos el 11 de septiembre del 2001, por la organización terrorista Al Qaida que derribó las torres Gemelas que alojaban al World Trade Center -dejaron huellas en la economía norteamericana.

Esos hechos repudiables tuvieron un gran impacto significativo en los mercados estadounidenses y mundiales. La Reserva Federal redujo temporalmente sus contactos con bancos por la falta de equipos perdidos en el distrito financiero de Nueva York. Pero como toda ciudad pujante, esa gran nación ha “logrado reponerse” de ese violento y traumático incidente, asesinato masivo que dejo un saldo aproximado de 3 mil 17 muertos y más de 6 mil heridos tras el derribo de las dos torres gemelas de 110 plantas cada una, en donde murió un gran número de dominicanos, norteamericanos y de otras nacionalidades.

Esas torres gemelas fueron el símbolo del progreso al igual que lo es la Estatua a la Libertad, majestuosa obra arquitectónica que se vislumbra desde los muelles de Manhattan y que simboliza la libertad e independencia de esa bella nación, constituyéndose como un icono a las grandes libertades.

Se deduce que la ciudad de Nueva York le ha dado cabida a casi 20 mil negocios de dominicanos, los que controlan áreas importantes del comercio, que se convirtieron en 2010 en el grupo étnico más numeroso.

Los dominicanos residentes en Nueva York y sus descendientes se han insertado en la sociedad norteamericana y son propietarios del 70% de las bodegas hispanas en Nueva York”, siendo esto indicación de aporte en la economía norteamericana.

Es admirable como la comunidad dominicana se ha insertado en la sociedad norteamericana, creando inmensidades de microempresas y estableciendo diversos negocios.

El adelanto de nuestros paisanos en Nueva York se experimenta en las labores técnicas y profesionales que ocupan, directores de hospitales, de universidades, ejecutivos empresariales y otros.

Se estima que en Estados Unidos residen legalmente más de un millón de criollos procedentes de República Dominicana, y de esa gran cifra cerca de un 70 por ciento vive en el Estado de Nueva York.

Un estudio del Dominican Studies Institute de CUNY revela que el 82% de los dominicanos residentes en Nueva York posee una cuenta en algún banco estadounidense. En tanto que, los que no tenían cuenta en los Estados Unidos, 17%, respondieron sin embargo que sí poseían fondo en los bancos de República Dominicana o que han comprado algún inmueble que le generan beneficios y le garantiza el futuro de ellos y de sus familiares en la nación Dominicana. Con relación al concepto que algunos tienen de los que residen en Nueva York y en otras ciudades de los Estados Unidos, todavía hay muchos prejuicios que califican a los inmigrantes como personas sin esperanza, relacionados con drogas y se intenta establecer que la procedencia de su progreso económico es ilegítimo, no creo que sea el mayor de los casos.

La comunidad dominicana radicada allí se ha forjado el progreso en base al trabajo tesonero; los migrantes a los Estados Unidos han aportado más de 25 mil millones de dólares a la economía dominicana en los últimos 20 años. Hay que decir además que, las remesas que se envían de los Estados Unidos a la República Dominicana, movilizan cientos de millones de dólares para beneficio de familias de escasos recursos en República dominicana. Se vive considerablemente de lo que generan los emigrantes, debido a que un 60% de la población tiene un familiar en el extranjero, y casi la mitad de esos hogares reciben remesas. República Dominicana aproximadamente cuenta con 2, 477,294 hogares, de los cuales 941,372 son destinatarios de remesas. Más de un millón de criollos diseminados por toda Norteamérica envían anualmente a nuestro país más de 3 mil millones de dólares. La diáspora quisqueyana en la ciudad de Nueva York estáintegrada en su inmensa mayoría por personas trabajadoras y serias; tanto ha progresado esa comunidad que hoy forma parte del Gobierno Estatal y del de la ciudad, con cargos de Asambleístas y Concejales, dominicanos con una excelente preparación académica. La cultura dominicana ha pasado a formar parte importante del conocimiento general que identifica a la Gran Manzana; la presencia dominicana se deja sentir con influencia y determinación en los distintos sectores de la sociedad neoyorquina.

Los dominicanos se han agenciado un importante lugar en las labores productivas del transporte de taxi, en las bodegas, en cadenas de supermercados, en los medios de comunicación, en la impartición de educación básica, secundaria y universitaria, en la medicina privada y pública, en la industria del turismo y de restaurantes, entre otras entidades productivas en las que accionan los dominicanos.

En 1992 sucedió un hecho de gran significación; un grupo de profesionales fundó en una de las más antiguas y prestigiosas universidades de la ciudad, The City College of New York, el Instituto de Estudios Dominicanos, la primera institución universitaria dedicada exclusivamente a la investigación de la inmigración, la cultura y los aportes del Pueblo dominicano en territorio de los Estados Unidos.

La comunidad dominicana en el exterior experimentó un alto crecimiento durante el período 2005-2010, pasando de 1, 628,195 a 1.800.000 personas instaladas en el extranjero en condición de legales emigrantes. Son muchas las mujeres y hombres dominicanos de gran valía que están poniendo de relieve nuestra nacionalidad en Estados Unidos.
El destacado concejal dominicano Doctor Guillermo Linares, ha conseguido que se haya elegido una calle con el nombre del Patricio Juan Pablo Duarte en Washington Height, Manhattan, Nueva York.

Eso ha ayudado a honrar la memoria del patricio y llena de estimulo a todos los dominicanos que residen en los Estados Unidos. Es razonable subrayar las diversas funciones que asumen los dominicanos en los diferentes ámbitos profesionales, técnico y demás núcleos del quehacer social, económico, artístico, político, cultural, y claro también en el ámbito comunicacional. Entre los periodistas dominicanos más destacados en la ciudad de Nueva York figura la productora de Televisión periodista Mayra La Paz, los también periodistas Manuel Ruiz, Omar Perdomo, Andy Salas Cronista de Acorarte en Nueva York, Zenith Díaz, Ramón Soto Editor del periódico “El Sol NY”, César Romero, Johan Rosario, Ramón Aníbal Ramos, El escritor dominicano, Ramón Darío Jiménez reside en Puerto Rico por varios años ahora en New York. El también escritor Frank Peña, Darío Abreu, Adalberto Domínguez y Alduey Sierra, Ramón Darío Jiménez.

A ellos se suman los destacados comunicadores Ramón Aníbal Ramos, Alipio Coco Cabrera, Chino Estrella, Roberto Jerónimo, y los periodistas, Adalberto Domínguez, Cesar Romero, Zuñidla Fondeur, Manny Burgos, Ramón Aníbal,Adalberto Domínguez, Reynaldo Altanay que se ha destacado como director del diario la prensa entre otros tantos paisanos que mediante su honesta y dedicada labores ponen en alto nuestra tricolor bandera dominicana. Otras más de las personalidades dominicanas que representan con dignidad la comunidad dominicana en Nueva York lo son: Don Adriano Espaillat, el concejal Guillermo Linares, Ydanis Rodríguez, Alfredo Rodríguez, Fernando Mateo, don Nelson Peña, Francis Belliard, Pedro Nieves, Oneida Marte, Alberto Núñez, Quien regala 30 platos de comida diarios a los desamparados, Manuel Lantigua de la policía de New York, Vidal Cedeño, el Presidente del desfile del Condado del Bronx, Rubén Díaz,Cira Angeles, Yudelka Tapia y Victoria Sosa, Felipe Febles, Rosa Ayala.

Otros que se destacan en NY lo son: Luis Valera, Luis Johnson Elsa Montilla, Carlos Gómez, Bolívar Balcácer, Fernando Aquino, el destacado presentador de TV Frederick Martínez, el Pachá. Jessy Ramírez, Rufino Castro con más de 45 años sirviendo a esa comunidad, Dr. Lantigua, Cecilia Calderón, y los empresarios, Manuel Lebrón, Alberto Castillo, Modesto Liranzo, e Israel Rodríguez, Idelsa Méndez y Zoila Peña, Lic. Ana Isabel García y Juan Villar asistente y Presidenta del Hostos Community College, respectivamente. Hay que agregar además el importante rol que ha asumido ahí Roberto Morán, Miguel Hernández y Fernando Tavares, Luis Núñez, Luis Eludís Pérez, además de: José Rodríguez el Taxista, Rafael Álvarez, Lyn Hidalgo, Marino Jiménez, Celines Toribio, Elizabeth Rosario, Dra. Nuris D Oleo, Felipe Febles, además de Rosa Ayala, Dr. Eleazar Guzmán, Alcalde Alex D. Blanco, José Viloria de los taxistas, Milton Villalona, Miguel Cruz Tejada, Juan Villar, Levi Germán, Roberto Gerónimo, Niurka Rivera, Julissa Ferreira, Disraeli Guillen, el sacerdote Ricardo Fajardo y el diseñador grafico y Manuel Sierra. Nazario Brea, Cesar Romero, El licenciado Julio Álvarez, Fermín Luna, Ramón Aníbal, El Sr Montolio, Dra. Ramona Hernández, Directora del Instituto de Estudios Dominicanos, Idilio Gracia Peña, Zunilda Fondeur José Alduey Sierra y otros tantos, los ya mencionados dominicanos residentes en Nueva York, son dignos de meritos por sus valores y contribución al desarrollo de la comunidad dominicana en la Gran Manzana, la cual ha servido de soporte a tantos valiosos Quisqueyanos que han emigrado, para forjarse allí un mejor futuro. Estados Unidos es un país democrático que brinda oportunidades de progreso a todos los que decidan incorporarse a esa gran nación que acoge a todos sin excepción, claro, se requiere la documentación.
El sueño americano puede estar donde nos lo propongamos, es asunto de apreciación. Si no se establecen metas concretas y reales, si no se trabaja con visión, pues nunca se alcanzara la superación ni aquí en Republica Dominicana ni en Nueva York.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>