Pez Betta: origen, precio, cuidados, tipos y reproducción

La enorme popularidad del pez Betta se debe principalmente a dos razones: aletas muy llamativas y colores variados y despampanantes. Existen de diferentes formas y se caracterizan por ser agresivos y pelear entre ellos; especialmente los machos.

Historia y orígenes del pez Betta

El pez Betta surgio hace más de 100 años en el sureste de Asia, concretamente en el reino de Siam (actual Tailandia), donde habitaba zanjas y arrozales, en los que pudo adaptarse a las constantes inundaciones por las fuertes lluvias y, a su vez, a las sequías de la zona.

El nombre que recibe proviene de un grupo de guerreros que existió hace cientos de años, cuyo nombre era Bettah. Dicho nombre se le concedió al hoy conocido pez Betta debido a que las peleas entre este tipo de peces se convirtió en una costumbre a mitad del siglo XIX.

Tanto es así que la práctica del deporte obtuvo mucha fama en Siam, logrando que hasta el mismo rey estableciera normas que regularan el deporte.

Cabe destacar que quienes disfrutaban de las luchas entre peces Betta, basaban sus apuestas en el vigor que poseían los peces, en lugar de los daños producidos por el pez ganador.

Si bien en aquellos tiempos los Betta no eran tan coloridos y llamativos como en la actualidad, pues los peces que podemos ver actualmente de esta especie son el resultado de años de trabajo en su cría y genética.

Pez Betta Splenders

Cuidados del pez Betta

No hay mucho de qué preocuparse debido a que estos peces son sencillos de cuidar, además que son muy fuertes. Si se toman todos los cuidados necesarios con respecto a agua y comida, un pez Betta puede vivir incluso más de 3 años. Y si tales cuidados son constantes, el pez conservará por más tiempo su característico esplendor.

El espacio correcto donde se debe desenvolver un pez Betta para que viva por varios años, necesariamente debe ser con agua caliente y buena profundidad. La temperatura no debe ser inferior a los 22° aproximadamente, pues de serlo el pez podría contraer alguna enfermedad mortal.

Lo recomendable es que la temperatura de agua que compone su hábitat ronde entre los 26°, con un pH neutro o poco ácido (7 máximo).

A pesar de que son peces conocidos por su agresividad, no es razón que conlleve a que tengan que permanecer solos. Ciertamente un Betta macho vive mejor cuando se encuentra solo en un estanque ya que por instinto pelea con otros Betta, sin importar si no son de su mismo sexo.

No obstante, es posible que un Betta macho conviva en un tanque comunitario en el que haya otro tipo de peces menos agresivos. En cambio, en un mismo estanque pueden vivir hasta cinco hembras y convivir de forma pacifica.

La principal razón por la que pelean los Betta surge al momento en el que se colocan dos machos a convivir en un mismo estanque. El otro motivo de pelea nace cuando un macho comparte un tanque con otros peces de carácter violento.

Es fundamental evitar la incorporación de peces coloridos en un mismo estanque donde haya un pez Betta macho, o viceversa, porque el Betta puede confundirse y atacarlos.

¿Dónde se puede comprar y qué precio alcanzan?

La facilidad de conseguir un pez Betta en una tienda dependerá del sexo del pez. La gran mayoría de los establecimientos venden Betta machos debido a que son más atractivos, incluso existen tiendas donde únicamente venden Betta machos.

Por lo tanto, adquirir un Betta hembra es mucho más complejo ya que son pocos los lugares donde hay disponibilidad.

Es posible comprar estos peces en cualquier tienda de animales o incluso a otros criadores especializados en la cría del Betta. También existen tiendas que los ofrecen a través de internet, aunque en este caso siempre debemos asegurarnos de que los envíos se realizan con el debido transporte especializado para animales, que garantice su seguridad y comodidad.

El precio que hay que pagar por un pez Betta variará según su color y la forma de la cola, lo cual dependerá de la especie que se esté buscando, pues hay alrededor de más de 30, todas distintas.

Por lo general, el coste de un pez Betta oscila entre 5 y 10 €. No obstante, realizar la compra por internet implicará gastar algo más debido a que requieren un transporte especializado en animales. Recordemos que se trata de seres vivos y deben ser tratados como tales.

Pez Betta

Tipos de pez Betta

Hay una amplia variedad de peces Betta, y son sus rasgos físicos son el principal diferenciador. Dentro de los Betta splendens con mayor distinción, se encuentran:

  • Betta dragón: posee una escama bien particular. El resto de sus escamas se caracterizan por ser de tamaño superior, las cuales les permiten reflejar la luz de modo distinto, produciendo destellos de color blanco.
  • Betta corona: tanto la cola como las aletas tienen hendiduras, las cuales se parecen a los picos de una corona.
  • Betta cooper: sobresale por sus colores singulares. Posee un tono oscuro que le hace reflejar la luz con tonos de colores metálicos.

La reproducción del pez Betta

Para que se dé la reproducción de estos animales es importante la incorporación de un poco de musgo en la pecera con la finalidad de que los peces se puedan alimentar y, sobre todo, crear el nido.

Asimismo, es importante presentar ambos ejemplares. Si eso no ocurre, el macho tratará a la hembra como a un completo extraño que ha invadido su espacio, y por ende la atacará. Lo ideal es dividir la pecera con un material que les permita verse y sin tener algún contacto (puede ser vidrio o plástico).

Con este tipo de pez ocurre que el macho es quien se encarga de realizar el nido, lo que es señal de que quiere juntarse con su compañera. En cambio la hembra intentará salir del espacio donde se encuentra, empujando el separador con la cabeza.

Una vez que la división es retirada, el Betta macho no buscará a la hembra al instante, es común que se demore. Sin embargo, después sí la buscará de forma activa y colocará sus aletas abrazándola para iniciar el desove, algo que puede durar horas.

Al finalizar el ritual, el macho cojera los huevos y los depositara suavemente en el nido creado previamente. La incubación puede durar entre 2 y 4 semanas.

Es indispensable que la hembra sea reubicada en una pecera diferente a donde se encuentra el macho, pues podría volverse violento y atacarla. Tambien es importante separar a los alevines del padre una vez que nazcan, para evitar que éste se los coma.

¿Te ha gustado? ¡Vótalo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable: Agustín Ruiz | Legitimación: Tu consentimiento expreso | Finalidad: Moderación y gestión de los comentarios | Destinatario: No serán comunicados los datos a persona u organización alguna | Derechos: Tienes derecho al derecho al acceso, supresión, rectificación, portabilidad, limitación y olvido de todos tus datos | Plazo de conservación de los datos: Hasta que no sea solicitada su supresión por parte del interesado | Información adicional: Puedes consultar información más detallada sobre nuestra Protección de Datos Personales en la política de privacidad de Cosasdelcibao.net +info.