La chaqueta kaiku: historia y origen de la prenda vasca

Dentro de la cultura y tradición del País Vasco existe una prenda típica muy especial: La chaqueta Kaiku, o mendigoizal, como también se le conoce.

La vestimenta típica de las diferentes regiones del mundo va de la mano con la cultura, las necesidades, el clima y las condiciones geográficas de sus lugares de origen. Además del acceso a los materiales y recursos que favorecen su fabricación.

Una de esas prendas típicas es precisamente la chaqueta Kaiku tan común en la región norte española. En esta entrada conoceremos más acerca de su origen y procedencia.

¿Qué es una chaqueta Kaiku?

El Kaiku es una chaqueta de punto hecha de lana tejida bajo el método clásico del tricot, que significa que el hilo va haciendo su camino con un zig-zag entrelazándose con los tejidos a sus lados para crear una tela o superficie continua.

Los motivos de los diseños tejidos en su parte delantera se hacen en representación de los escudos de las provincias del País Vasco (que son 7 provincias, pero solo se suelen representar 6). Aunque esta tradición se ha ido abandonando y dichos diseños tejidos pueden ser solo decorativos.

Desde sus orígenes estas prendas son rectas y largas para que su uso sea adecuado y se adapte a cada persona. Las chaquetas kaiku utilizan diferentes colores para crear contrastes que las hagan destacar.

En cuanto a los detalles, en las mangas de la chaqueta kaiku va plasmado un diseño que por lo general es geométrico y bien puede ser el mismo utilizado en su parte frontal, como los escudos de las provincias de Euskal Herria o los motivos escogidos.

Además de esto, sus representaciones más típicas incluyen en su frente seis tiras que en sus puntas tienen pompones, a veces también borlas, de colores para cerrar estas chaquetas vascas con lazos y nudos.

chaqueta kaiku

Origen e Historia de la chaqueta kaiku

La chaqueta kaiku tiene sus raíces en la cultura pastoril y pesquera de las zonas montañosas y frías de Euskal Herria.

El clima húmedo del País Vasco se mezcla con el ambiente templado oceánico de la región, por lo que la vestimenta de estos lugares siempre ha tenido la finalidad de proteger contra estas temperaturas.

Parte de la cultura de la región incluye el bordado y el tejido de punto para prendas (como calcetines, bufandas o chaquetas) con agujas y lana de oveja, la cual es hilada de forma manual en las casas como actividad doméstica antes de ser utilizada.

El objetivo de estas tupidas chaquetas de lana era proteger a los pastores y a los pesqueros de los fuertes vientos y de los chubascos que azotaban las costas y zonas montañosas de Euskal Herria mientras hacían su trabajo a diario.

Las chaquetas solo solían ser de colores oscuros que fueran de la mano con la ocupación de sus portadores o de las provincias de cuales provenían. Los colores principales eran negro, azul y verde con detalles de lana color rojo.

Se dice que, al principio, eran los pesqueros y personas que hacían su vida económica en el mar quienes comenzaron a vestir estas prendas de abrigo vascas.

Pero con el paso del tiempo y debido a los vientos y bajas temperaturas que se sentían en las montañas y colinas del País Vasco, las chaquetas Kaiku hicieron su camino hasta los pastores euskaldunes, quienes la adoptaron de forma rápida y popularizaron su uso en tierra.

Estilos de la chaqueta vasca

En sus primeros diseños, el cuello de las chaquetas estaba libre de capuchas ya que no representaban ningún beneficio para los pastores o pesqueros. Las chaquetas kaiku tenían un motivo de cuadros pequeños en su frente a forma de damero a dos colores, lo que les hizo ganar el nombre de “chaqueta de dama.”

No fue hasta mediados del siglo XX cuando perdieron esa calificación de “chaqueta de dama” para ser conocidas como mendigoizales cuando estas chaquetas comenzaron a ser utilizadas tanto por hombres, mujeres y niños vascos provenientes de las zonas montañosas donde se originó esta prenda.

En este entonces las chaquetas mendigoizales encontraron su lugar en clubes de montaña, campamentos y cualquier evento que esté relacionado con la cultura vasca.

En los últimos años las chaquetas kaiku han vivido una reinvención para adaptarse al mundo de la moda de hoy en día, y así calarse en los armarios de los vascos de todas las edades como una prenda de vestir en lugar de un traje tradicional que solo se utiliza en ocasiones festivas.

Con la intención de mantener viva su cultura, esta reinvención ha venido de la mano de varios descendientes de personas originarias de las zonas montañosas y costeras de Euskal Herria.

¿Te ha gustado? ¡Vótalo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable: Agustín Ruiz | Legitimación: Tu consentimiento | Finalidad: Gestionar los comentarios | Destinatario: No serán comunicados los datos a persona u organización alguna | Derechos: Acceso, portabilidad, rectificado, supresión, limitación y olvido de tus datos | Plazo de conservación: Hasta que no sea solicitada su supresión por parte del interesado. +info.